Como parte de la extensa campaña publicitaria de la nueva colección Spitfire, IWC Schaffhausen presentó una producción cinematográfica con su embajador de marca Lewis Hamilton, un referente del automovilismo y cinco veces campeón de la Fórmula 1TM.

Siguiendo el concepto de la campaña del 2017, la película muestra al piloto conduciendo un Mercedes-Benz Silver Arrow W 125. Repentinamente, un avión Spitfire, la inspiración máxima de la colección, aparece en la pista y Lewis Hamilton detiene el tiempo presionando el pulsador de su Reloj de Aviador Spitfire Cronógrafo. Concluyendo con el lema: “puedo detener el tiempo, pero nada me detiene a mí”.

La película fue filmada en Goodwood Estate, un refugio rural y sinónimo de la aviación y automovilismo que sostiene sólidos vínculos con la marca suiza. En 2015, IWC se convirtió en “Official Timing Partner” del Goodwood Members’ Meeting.

Además, el aeródromo de Goodwood y casa de la Boultbee Flight Academy, la primera escuela de vuelo Spitfire, mantienen una relación cercana con la Manufactura desde 2018.