La tradición relojera de IWC es una constante en los eventos de mayor prestigio. La presencia de la firma suiza se encuentra presente cada vez más en diferentes ámbitos y disciplinas. Ahora, la casa de Schaffhausen hace lo propio en el séptimo arte y luce en el estreno europeo de la película Aladdin.

Mena Massoud, protagonista de la cinta, eligió una referencia de IWC para asistir a dicho evento que se llevó a cabo en el Odeon Luxe Leicester Square, en Londres. El actor presumió un Portofino Automático con referencia IW356501 que destaca por su elegancia.

El reloj en cuestión se encuentra resguardado en una caja de acero fino con 40 milímetros de diámetro y 30 metros de hermeticidad. La esfera plateada ostenta dos números romanos situados a las 12 y 6 horas. Un discreto fechador a las 3 en punto completa sus funciones.

En su interior alberga el calibre 35111, un movimiento automático con 42 horas de reserva de marcha. Este mecanismo se puede admirar por el reverso de la caja, que combina armónicamente con la correa en piel de aligátor en tonalidad negra.