La Maison IWC presenta una edición que formará parte de su carta de presentación para el próximo Salón Internacional de Alta Relojería edición 2019. Se trata de una referencia que rinde tributo al emblemático Spitfire, el legendario avión de combate ingles que figuró en la Segunda Guerra Mundial. Nos referimos al nuevo IWC Pilot’s Watch Chronograph Spitfire.

Este cronógrafo tiene una personalidad vintage debido a su caja de bronce con 41 milímetros de diámetro. Cabe señalar que este material, adquiere una pátina única con el paso del tiempo, otorgando un diseño diferente a cada futuro propietario de este guardatiempos. Sus pulsadores, ubicados a las 2 y 4 horas, se presentan también en bronce así como su corona.

El verde olivo de su esfera en conjunción con sus indicadores blancos expresan su inspiración militar. El dial dispone de tres contadores ubicados a las 6, 9 y 12 horas. Su doble apertura de fechador se sitúa a 3 en punto del reloj.

En su interior cuenta con un movimiento derivado de la familia de calibres 69000, uno de los desarrollos más destacados de IWC. Nos referimos al calibre 69380, un movimiento automático que vibra a una frecuencia de 4 Hz y genera una reserva de energía de hasta 46 horas.

Este mecanismo no es visible a través del reverso de la caja, en su lugar se encuentra un fondo sólido de titanio con un grabado del Spitfire. Se ofrece con una correa de piel de becerro marrón en total sintonía con su inspiración vintage militar y con una hermeticidad de hasta 60 metros bajo el agua.