IWC presenta una edición especial para conmemorar su relación con la Fundación Laureus Sport for Good, una organización que promueve el cambio social a través del deporte. Desde 2005, la Manufactura de Schaffhausen es uno de sus principales patrocinadores; ahora, se refuerza este lazo con el cronógrafo Aquatimer Laureus Sport For Good.

Esta pieza se encuentra resguardada por una caja de acero y recubrimiento de caucho vulcanizado que se extiende hasta los 45 milímetros de diámetro. Su bisel interno y externo enmarca una esfera que exhibe con orgullo la tonalidad azul de Laureus, como símbolo de la esperanza por un mejor futuro.

Dotado de función de cronógrafo flyback con minutos parados a las 12 horas, pequeño segundero a las 6 en punto y fechador a las 3 en punto. Este dial se completa con indicadores y manos blancas con discretos acentos rojos.

En su interior alberga el calibre 89365, un movimiento automático con frecuencia de 4 Hz y 68 horas de reserva de marcha. Este mecanismo no es visible, en su lugar se ofrece un grabado con el dibujo ganador del concurso de pintura que organiza IWC dentro de los proyectos Laureus; la ilustración que se muestra está realizada por Melan de 15 años bajo la temática “Tiempo para aprender”.

Los 1000 ejemplares del Aquatimer Laureus Sport For Good cuentan con una hermeticidad de hasta 300 metros y con una correa de caucho azul. Además, están vinculados a una donación de 300,000 euros para la Fundación Laureus Sports for Good.