La familia de relojes Portugieser IWC Schaffhausen cumple 75 años y lo celebra con el lanzamiento de una variante poco conocida del mismo, el Portugieser Cuerda Manual Ocho Días Edición 75 Aniversario. Nacido en 1930 con la legendaria esfera en blanco y negro, la pieza y sus orgullosos herederos se han convertido en íconos de la Alta Relojería moderna.

El histórico modelo cuenta con las características distintivas de su antecesor: cifras árabes, agujas, minutería ferrocarril y pequeño segundero a las 6 horas; además, se ha conservado la reserva de marcha de ocho días, como una forma de honrar el legado del icónico guardatiempos.

Las exigencias de la comodidad del siglo XXI le han dotado de una indicación de la fecha en la esfera interior a la altura de las 6 horas, su volante Glucydur y la espiral Breguet en su Manufactura, contribuyen a la insuperable precisión del mecanismo de marcha. La pieza, en su edición de oro, está limitada a 175 ejemplares, mientras que la variante en acero dispone de 750. Cuenta con correas de piel aligátor Santoni en marrón oscuro o negro y hebilla de acero fino u oro rojo de 18K.