Ha comenzado la espectacular Rolex Sydney Hobart Yacht Race, una regata de gran tradición celebrada cada 26 de diciembre desde 1945. La bahía de Sidney fue testigo de la salida de esta edición que reunió a 85 embarcaciones y más de mil navegantes dispuestos a conquistar las 628 millas náuticas de esta competición que culmina en Hobart.

Con un viento de 10-12 nudos, los yates participantes emprendieron hacia mar abierto. El Black Jack de 100 pies tripulado por Peter Harburg encabezó la carrera mientras que el Comanche de Jim Cooney se recuperó de una sexta posición para liderar la flota con una velocidad de más de 30 nudos. Por su parte, el Super-Maxi Scallywag perdió sus posibilidades de lograr la victoria tras sufrir problemas con su botalón a las tres horas de la regata.

Embarcaciones como Wild Oats XI, Infotrack o Black Jack tratarán de romper el récord histórico de 1 día, 9 horas, 15 minutos y 24 segundos impuesto en la edición pasada por el Comanche y su tripulación. La Rolex Sydney Hobart Yacht Race se definirá en una serie de desafíos tácticos a través del temido estrecho de Bass e imprevisible río Derwent.

El mejor tiempo bajo el hándicap IRC (Certificado de Calificación Internacional) recibirá la prestigiosa Copa Tattersall y la codiciada referencia Rolex. Esta 74ª edición requerirá precisión en la navegación, astucia táctica y desempeño sobresaliente, cualidades de la Manufactura Rolex, socio de esta competición desde 2002.