«Fuimos el primer fabricante suizo de relojes en lanzar al mercado el Horological Smartwatch en 2015. Ahora, somos los primeros en combinar un calibre mecánico de manufactura con las funciones de un reloj inteligente». Con estas palabras, Peter Stas, Presidente del Grupo Frédérique Constant, presentó oficialmente el Hybrid Manufacture, una pieza que engloba lo mejor de la relojería tradicional con la tecnología del siglo XXI.

Esta nueva creación se encuentra resguardada por una caja de 3 piezas que se extiende hasta los 45 milímetros de diámetro con una hermeticidad de hasta 50 metros. Todas las versiones del Hybrid Manufacture están realizadas en acero inoxidable y hay una disponible con chapado de oro rosa.

El dial cuenta con acabado guillochet y se presenta en tonalidad plateada, negra o azul navy, según el número de referencia. A las 6 horas cuenta con un contador para indicar la fecha y a las 12 en punto ostenta una subesfera para sus funciones de smartwatch. Su pulsador izquierdo, posicionado afuera de la caja, activa bluetooth para conectarse con la app Hybrid, donde se visualiza información como monitoreo de sueño, contador de pasos o análisis del calibre entre otras. Cabe señalar que este guardatiempos también ofrece segunda zona horaria.

Todo esto es posible debido al calibre FC-750 con manufactura de la casa. Este movimiento mecánico y electrónico es de remonte automático con independencia de 42 horas. El Hybrid Manufacture se ofrece con correa aligátor en color azul, negra o café oscuro, según el modelo.