Saúl “el Canelo” Álvarez y Gennady “GGG” Golovkin, son dos de los boxeadores más mediáticos en la actualidad del boxeo. Su rivalidad se ha convertido en una de las grandes fechas en el calendario del box, de esta forma el pasado 15 de septiembre se llevó a cabo la segunda pelea de estos pugilistas en la T-Mobile Arena, donde “el Canelo” resultó vencedor por decisión unánime.

Este magno evento también destacó por la presencia de dos casas relojeras: Roger Dubuis y Hublot, que acompañaron a los boxeadores en su contienda a través de sus calzoncillos. El kazajo y embajador de Hublot presumió su asociación con la marca que le ha dedicado la pieza Classic Fusion Chronograph “Gennady Golovkin”. Un modelo con una caja de 45 mm que ostena las iniciales y el logo de GGG a las 12 horas. De movimiento automático con reserva de marcha de hasta 42 horas y dotado con la esencia de Gennady Golovkin.

Por su parte, el boxeador mexicano Saúl “el Canelo” Álvarez, ganador del encuentro, reflejó su asociación con la manufactura Roger Dubuis a través de sus calzoncillos y luciendo la impresionante referencia Excalibur Automatic Skeleton, que destaca por su correa hecha del mismo material de los guantes del boxeador y presume sus iniciales en la rueda de balance de su movimiento.

Además, Roger Dubuis ha anunciado al “Canelo” como nuevo amigo de la marca y seguirá presente en sus futuras peleas. De esta forma, dos de las firmas con más prestigio y renombre en la industria relojera enmarcan su participación en una noche histórica para el boxeo, y refrendan su prestigio y pasión por este deporte.