El pasado Viernes 10 de julio en Suiza, Dario Cologna, uno de los mejores esquiadores de fondo de la historia, y Asafa Powell, uno de los velocistas más rápidos del mundo, se enfrentaron en un desafío único y muy original. Ambos atletas, compitieron en una prueba de 100 metros a 3454 metros de altitud, destacando que mientras Cologna partía sobre nieve, Powell lo hacía desde la línea de salida de un tartán. Asimismo, junto a ellos animándoles estaban Mujinga Kambundji, una de las mejores esprínters del país, acompañada de sus compañeras del equipo de relevos 4 x 100 metros y Kilian Wenger, rey de la lucha y embajador de la Jungfrau.

Posteriormente, al día siguiente de la cuadragésima edición de Athletissima, los ferrocarriles de Jungfrau y Hublot, fueron los encargados de elevar la prueba reina del atletismo hasta las alturas. Tras sobrevolar el Eiger, el Mönch y el Jungfrau, la tríade más bella de los Alpes suizos, Dario Cologna y Asafa Powell, aterrizaron en el techo de Europa para así disputar los 100 metros. Finalmente, en esta carrera cargada de potencia, resistencia, inspiración, fortaleza mental y técnica, la Manufactura traslado especialmente para la ocasión dos hermosas campanas como trofeos, en reconocimiento a la fabulosa trayectoria de estos grandes deportistas de élite.