Hublot ha marcado una nueva tendencia al montar el nuevo Big Bang  MP-11 en la primera caja fabricada de SAXEM, un material cristalino en tono verde vibrante más resistente que la esmeralda.

El SAXEM es una mezcla de Zafiro, Aluminio, Óxido y Mineral de Tierras Raras que debuta en la industria relojera de la mano de Hublot, tras la imposibilidad de conseguir el tono ideal con otros materiales, entre ellos, el zafiro que se ha popularizado en la fabricación de relojes durante los últimos años, debido a su capacidad de transparencia.

De esta forma, el SAXEM permite un brillo y color intenso, además de una estructura trasparente que permite exponer el interior del modelo caracterizado por su diseño ultratécnico y contemporáneo.

Dentro de este innovador chasis encontramos un motor excepcional: en el corazón del Big Bang MP- 11 late un calibre patentado de esqueleto de cuerda manual, dotado de una reserva de marcha fuera de lo común de dos semanas.

 

El reloj cuenta con una correa de caucho negro decorada con líneas oblicuas, haciéndose eco del diseño de la corona. Esta maravilla de la técnica y la transparencia se ha editado en una serie limitada de 20 ejemplares. Un golpe de efecto reservado para los auténticos connaisseurs.