En el marco del SIHH 2019, Hermès ha desvelado una pieza de Alta relojería que reúne su indiscutible calidad con características típicas de la firma como las asas de su caja. Se trata del Arceau L’heure de la lune, una nueva referencia que ofrece la belleza sideral y la creatividad de la firma para mostrar la fecha, horas y minutos así como una interpretación original de fases lunares.

Resguardado por una caja de oro blanco que se extiende hasta los 43 milímetros de diámetro. Su esfera, de antracita o aventurina, nos revela dos representaciones de la luna: la ubicada a las 12 horas presume un Pegaso, diseñado por Dimitri Rybaltchenko; la situada a las 6 en punto del reloj, alude a la vista de la luna desde el hemisferio norte a través de su superficie realista.

Horas y minutos y función de fechador se indican mediante dos contadores que flotan sobre este escenario, su rotación lenta y constante revela la doble fase lunar, sin perder su orientación horizontal.

El calibre H1837 alimenta las funciones del Arceau L’heure de la lune, este movimiento automático de 4 Hz fue desarrollado por Chronode exclusivamente para Hermès y cuenta con un patente pendiente.

Cada versión está limitada a 100 piezas, con fondo de meteorito o aventurina, y se ofrecen con una correa aligátor mate en gris grafito o azul abismo. Cabe señalar que su caja tiene una resistencia de hasta 30 metros bajo el agua.