Giuliano Mazzuoli retoma los recuerdos de su infancia, cuando su hermano y él jugaban en el auto de su padre, recreando los sonidos del motor, para crear su modelo deportivo Contagiri. Algo que se quedó grabado en la mente de Mazzuoli, fue la falta de tacómetro en el auto del carro de su padre. Años más tarde, Giuliano Mazzuoli ya convertido en adulto, encontró en aquel instrumento un referente de sus emociones y la pasión por el automovilismo.

Una de las particularidades del Contagiri (tacómetro en italiano), consiste en reemplazar el pulsador de la función taquimétrica, por una palanca similar a la de velocidades y a través de la luneta  del reloj. En una apertura circular, el logo de Giuliano Mazzuoli marca la posición de la velocidad con el número 1 indicando la posición para dar marcha al reloj, y el número 2 indicando la posición para ajustar el tiempo.

GiulianoMazzuoliContagiri 1