Frédérique Constant ostenta una relación desde el 2009 con la Riva Historical Society, una asociación milanesa fundada en 1998 que se dedica a preservar las embarcaciones Riva de los años 20. Para enmarcar esta sólida asociación, la firma suiza presenta cada año una edición limitada inspirada en la elegancia naútica de estas clásicas lanchas.

Con este motivo, la Casa relojera emite dos nuevos modelos Runabout Automatic, caracterizados por cajas de 42 milímetros que evocan el brillo de dichas embarcaciones. Una versión se identifica por su acero inoxidable mientras que la otra por su chapado en oro rosa.

Ambos modelos presumen esferas azul marino con guilloché y motivo Clou de Paris. La lectura de la hora se visualiza a partir de números arábigos con índices, escala minutera perimetral y agujas centrales. Además, posee una lupa sobre su apertura de fechador.

Estas funciones están animadas por el calibre FC-303, un movimiento automático con 28,800 vibraciones por hora y reserva de energía de 38 horas. Este mecanismo como sus acabados son visibles en la parte posterior de la caja, donde exhibe un grabado con la bandera de la Riva Historical Society.

Los Runabout Automatic están limitados a 2,888 unidades. Cada ejemplar se ofrece con 100 metros de hermeticidad y con un estuche especial que incluye una réplica de madera de una lancha Riva. Sobra añadir que se completan con una correa de piel con pespuntes blancos.