El pasado 8 de Octubre en el SIAR 2013, el fundador de la marca que lleva su nombre, Franc Vila, presentó en su conferencia dos modelos que fueron presentados en Basilea 2013 a finales del mes de abril. Para Franc Vila la idea de un reloj contemporáneo de alta gama es un reloj deportivo que se pueda adaptar al estilo de vida, una pieza que puedas utilizar al hacer actividad física como en una gala.

El hacer un reloj deportivo esqueleto es un gran reto ya que es uno de los mecanismos más frágiles, pero la resistencia de la caja se debe a una aleación similar a la de la aeronáutica (aluminio con litio) pero adaptada a la relojería, llamada Lightnium. El primero de estos relojes es «Cobra», en los laterales de la caja tiene una capa de carbono capaz de absorber impactos y proteger al reloj, es la caja más deportiva y aguanta 300 m de profundidad. La energía y vibraciones que entran al reloj se disipa a través de muelles.

Para finalizar, Franc Vila, presentó «Intrépido II» un reloj que es la evolución de su primer tourbillon, no cuenta con el sistema de suspensión con muelles y sólo resiste 100 m de profundidad en comparación con «Cobra».