Favre-Leuba Raider Bivouac 9000 conquista el Everest

Favre-Leuba es un referente en el mundo de la exploración y aventura. Sus relojes dotados de tecnología y estética buscan sobrepasar los límites del planeta en las muñecas de los espíritus pioneros. Su emblemático reloj Bivouac Favre-Leuba Raider, lanzado en 1962, fue el primero en poseer un barómetro mecánico aneroide, cuya función permite indicar la presión del aire y por ende la altitud.

Ahora, el Favre-Leuba Raider Bivouac 9000 conquista el Everest en la muñeca de Adrian Ballinger. El destacado alpinista estadounidense, que por octava vez logró pararse en la cima del mundo, se vio acompañado del Favre-Leuba Raider Bivouac 9000 en su aventura. Esta creación de Favre-Leuba, destaca por su barómetro mecánico aneroide, el cual puede mostrar altitudes de hasta 9,000 metros. De esta forma se convierte en el único reloj mecánico que puede indicar altitudes en la cima del Everest.

Las funciones del Favre-Leuba Raider Bivouac 9000 son de gran valía en expediciones de tal envergadura donde el peligro es una constante. En la reciente hazaña de Adrian Ballinger, el sistema de oxigeno del equipo presentó fallas y los forzó a permanecer por debajo de la zona de la muerte de 8,000 metros. Ballinger escribió acerca de esto en su blog para Favre-Leuba:

“No importa qué tan cuidadosamente nos preparemos, no importa cuánta experiencia tengamos, y no importa cuán avanzadas tecnológicamente sean nuestras herramientas, todavía es un lugar que solo podemos visitar brevemente, y solo con suerte además de todas nuestras habilidades”.

El Favre-Leuba Raider Bivouac 9000 demostró una vez más ser una herramienta esencial para la exploración y aventura. Esta vez sus funciones otorgaron información precisa que ayudó a los alpinistas a tomar decisiones vitales.

Total
4
Shares