El próximo 7 de junio dará inicio la 67ª edición de la Rolex Giraglia, una de las regatas de alta mar más prestigiosas del mediterráneo que congrega tanto a Rolex como a los navíos más lujosos, rápidos y grandes del mundo.

La estrecha relación de Rolex con los deportes de vela comenzó en la década de los 50´s, debido a su empatía por la pasión, la excelencia, la precisión y el trabajo de equipo, lo que lo llevó a desempeñarse como patrocinador de la afamada competencia por primera vez en 1998.

A más de 60 años de esta asociación, Nicolò Reggio, presidente de Yatch Club Italiano asegura que la participación de Rolex es “clave para el éxito del deporte” y que “se trata de compartir un ambiente único”.

Este año, la Rolex Giraglia será organizada por el Yatch Club Italiano en cooperación con el Yatch Club de Mónaco, el Société Nautique de Saint Tropez y el Yatch Club Sanremo.

El afamado evento comenzará con una competencia costera de tres días para luego dar inicio a la regata de alta mar de 241 millas náuticas que arrancará en el lujoso puerto de Saint-Tropez, en Francia con dirección al puerto de Mónaco, donde finalizará la prueba.

El trayecto implica el paso por la Giralia, el cual es un afloramiento rocoso ubicado en el extremo norte de Córcega, lo cual intensifica la dificultad para los competidores que buscarán romper el récord de 14 horas 56 minutos y 16 segundos impuesto en el 2012.

Finalmente, la premiación se llevará a cabo el sábado 15 de junio.