Tal vez San Valentín ha pasado pero lo que jamás será mal recibido es una muestra de cariño y aprecio a esa persona especial y no hay mejor manera de demostrar tu amor que con esta pieza de Tissot, el llamado «Pinky». Un reloj maravillosamente femenino que se presenta en una caja curvada de acero inoxidable; el nácar y los diamantes sobre la carátula lo dotan de sofisticación y elegancia que son complementados por la correa brillante de piel roja llena de estilo.

Pinky de Tissot tiene todo lo que una mujer puede pedir y, lo que es más importante, ofrece el tiempo, que es lo que ellas realmente quieren. Este reloj será más que un regalo, se convertirá en una pieza que transmitirá un mensaje de amor, pasión y sofisticación que no quedarán en el olvido.

Si lo que buscas es el regalo perfecto, esta pieza es digna de llevar esa etiqueta, cuenta con la más alta calidad Swiss made.