Creado en 2001, el Freak Cruiser y su espectacular Carrousel-Tourbillon han sido completamente rediseñados, dando un gran paso hacia el futuro.

Desde el origen del Freak Cruiser, Ulysse Nardin, ha conceptualizado a esta pieza de alta relojería, como un navío que va explorando los mares. Hoy la embarcación ha vuelto a casa después de explorar los mares tecnológicos, un concepto se representado completamente en el nuevo diseño de la pieza. Carente de una verdadera esfera y agujas, el Freak Cruiser está diseñado de forma tal, que el movimiento gira sobre sí mismo. Unido al centro del reloj, se encuentra el puente inferior que indica las horas, mientras que el puente superior además de soportar el tren de engranajes, el volante espiral y el escape “Dual Ulysse”, muestra los minutos. El Carrousel-Tourbillon desafía la imaginación al encuentra totalmente suspendido, ya que no cuenta con el pivote central que anteriormente otorgaba, junto con el cristal de zafiro, el soporte para sostener completamente la estructura.

Una pieza que inmediatamente te transportará a los mares.