Una de las marcas que cuenta con una amplia gama de relojes para buceo es Blancpain y uno de los modelos preferidos de la marca es el, ya legendario, Bathyscaphe. Este reloj fue presentado por primera vez en los años 50  pero fue hasta 2013 cuando Blancpain decidió revestir este reloj con el objeto de que se utilizado bajo el agua como en la superficie, esto es gracias a la gran caja de cerámica negra que le añade un toque elegante sin perder el carácter totalmente deportivo que es la esencia de este reloj.

Baselworld fue el escenario perfecto para la presentación del nuevo Fifty Fathoms Bathyscaphe de Blancpain, la más reciente versión de este reloj está equipada con el nuevo movimiento F385 de carga automática además de un cronógrafo flyback, este permite ordenar con un sencillo toque en el pulsador, ubicado a las 4h, la puesta en marcha del cronógrafo así como su parada y puesta en cero. Este modelo destaca también por su gran fondo de cristal de zafiro el cual cuenta con propiedades antimagnéticas que permiten pasar por alto la jaula de Faraday.

La transparencia en el cristal de este reloj de Blancpain, nos permite apreciar las oscilaciones de la masa de oro de 18 quilates revestida de una aleación de platino, misma que se encuentra esculpida con el logotipo de Blancpain. Cabe destacar que aunque esta pieza guarda las características clásicas del Fifty Fathoms Bathyscaphe, su carátula sufre un gran cambio ya que en lugar de llevar dígitos esta en su lugar luce trazos y puntas a modo de índices, mientras que la fecha se hace visible a través de una ventanilla situada a las 4 h.