El Museo de Ciencia de Hong-Kong expone Treasures of Time, un conjunto de creaciones de Jaquet Droz procedentes del acervo privado del Palace Museum de la Ciudad Prohibida en Pekín. Estas piezas excepcionales que formaron parte de las colecciones de los emperadores de la dinastía Qing y que rara vez salen de su recinto, se podrán apreciar hasta el 10 de abril del presente año.

La exposición se compone de relojes, autómatas, péndulos, tabaqueras y relojes de bolsillo que demuestran las relaciones seculares entre la dinastía Qing y la Casa relojera. Además, Treasures of Time pone en perspectiva el desarrollo de los primeros autómatas y expresa el carácter técnico y creatividad de los oficios artísticos de Jaquet Droz en el siglo XVIII, una artesanía que continúa perpetuando.

Desde 1774, la Manufactura estableció relaciones con la corte imperial china y se convirtió en la primera marca relojera suiza importada a la Ciudad Prohibida. Los diferentes emperadores de la dinastía Qing, fascinados por el arte de Jaquet Droz, adquirieron paulatinamente una colección excepcional de creaciones originales. Esta sólida relación representó una exportación de más de 600 piezas a través de una década.

Como dato relacionado, el emperador Qianlong, quien gobernó en la edad de oro de la civilización china y en el apogeo de la dinastía Qing, fue quien tradujo por primera vez al mandarín el nombre de la familia Jaquet Droz, que sigue vigente en la actualidad.