Con un diámetro de 44.25 mm, el nuevo integrante de la familia Speedmaster de Omega, se encuentra inspirado en el polvo lunar. Grey Side of the Moon, refleja perfectamente las palabras de Jim Lovell, astronauta de la NASA, durante la órbita lunar de la nave espacial: “La Luna es esencialmente gris”.

Elaborado de cerámica blanca transformada totalmente en color gris metálico, mediante un proceso de producción asombroso, la pieza cuenta con un estilo por demás elegante que puede caer en rol de clásico. Para este diseño estético espacial, la firma de alta relojería suiza, presenta super-luminova, iluminación que permite leer el taquímetro grabado en el bisel y la corona con el símbolo de la marca en diversas condiciones de luz.

Con una manufactura más que perfecta, este reloj con cristal de zafiro resistente al rayado, hará que viajes al lugar más recóndito de la superficie lunar con tan solo portarlo en la muñeca.