En este 2019, el mítico modelo Monaco de TAG Heuer cumple medio siglo de tradición. Es por ello que la firma suiza le rendirá homenaje en este año con eventos en Europa, Estados Unidos y Asia, donde se presentarán nuevas ediciones conmemorativas del TAG Heuer Monaco. Además, la Manufactura lanzará un libro llamado Paradoxical Superstar para narrar la historia y espíritu de este ícono de la horología.

El TAG Heuer Monaco se presentó el 3 de marzo de 1969 en las ciudades de Nueva York y Ginebra. La referencia, que destaca por su innovación en cuanto a diseño y técnica, se recibió con división de opiniones y sin mucho entusiasmo, ignorando que aquella pieza se convertiría en un referente de la relojería.

“Queríamos crear un producto excepcional e innovador, algo vanguardista”, comentó Jack Heuer, Presidente Honorífico de TAG Heuer. “Al ver la caja cuadrada, supe de inmediato que estaba ante algo especial. Hasta ese momento, sólo se habían utilizado cajas cuadradas en relojes de vestir, ya que no era posible hacerlas herméticas al agua. Pero decidimos seguir adelante con aquel diseño tan poco convencional y negociamos el uso exclusivo de esa caja revolucionaria en el cronógrafo de pulsera Monaco”.

Aquella peculiar caja cuadrada, la primera hermética en su tipo, resguardó el Calibre 11, el primer movimiento de cronógrafo con cuerda automática. Este mecanismo tuvo un desarrollo previo de tres años en colaboración con Breitling y Hamilton.

La visión de Jack Heuer vínculo el modelo Monaco con el mundo del automovilismo y de esta forma recibió el nombre del afamado Gran Premio de Fórmula 1 de Mónaco. Cabe señalar que TAG Heuer es el Reloj Oficial del Museo del Automóvil de Mónaco y también tiene relación con el Automobile Club de Mónaco.

Posteriormente, el reloj Monaco protagonizó la película Le Mans a lado de Steve McQueen. En aquella época, a mediados de la década de 1970, el Monaco presentó una caja negra anodizada y se le apodó como El Señor Oscuro y en 1998 se reinterpretó nuevamente inspirado en la referencia original.