La marca relojera Eberhard, presenta con bombo y platillo su nuevo modelo Contograf, para conmemorar el momento en que los relojes mecánicos suizos se posicionaron como los número 1 alrededor de todo el mundo. Considerado un símbolo dentro de la Alta Relojería, este guardatiempo posee detalles contemporáneos reflejados en su bisel de cerámica giratorio en color negro.

Por otro lado, una de las principales características de este hermoso reloj, es que preserva las funciones originales que construyó su leyenda, empezando por los dos contadores del cronógrafo y el salto instantáneo de la fecha en una gran ventana. Asimismo, no hay que olvidar el distintivo marcador de minutos posicionado en el 3,6 y 9, que originalmente fue diseñados para la década de 1960, cuando las llamadas telefónicas fueron acusados ​​por incremento de tres minutos.

Finalmente, este guardatiempo se hace inconfundible debido a su movimiento automático, calibre 8147 sobre una base de 7750 ETA, horas, minutos, segundos, cronógrafo, fecha, taquímetro, caja de acero de 42mm con rosca hacia atrás y “Homenaje a Contograf – 1960” grabado, dial negro y brazalete de acero.