El doctor Michael Stratton y sus colegas del Instituto Sanger de la Universidad de Cambridge de Reino Unido, han logrado identificar dos macabros relojes que podrían determinar con qué velocidad las células desarrollan mutaciones cancerígenas.

El estudio, publicado en la Nature Genetics y New Scientist, detalla el trabajo de Stratton, donde más 10 mil cánceres individuales y 36 tipos de éste fueron estudiados en sus secuencias de ADN, usando un algoritmo que reveló 30 firmas y mutaciones diferentes que aparecieron como “un reloj” de ritmo constante correlativo a la edad de la persona estudiada.

Estos “relojes” determinan el tiempo en el que una célula sana pasará a ser una célula cancerosa y se prevé que podrán utilizarse para calcular con precisión el tiempo que tardará un cáncer en originar metástasis, ayudando a los doctores y oncólogos a desarrollar tratamientos más precisos para los pacientes enfermos de cáncer.

RelojADNCancer 1
Dr. Michael Stratton