Corum levanta anclas y emprende un viaje hacia el futuro, con una nueva pieza contemporánea que combina todo el poder de un movimiento mecánico, con la elegancia y el rendimiento heredados de su antecesor nacido en la década de los 60. El nuevo Admiral’s Cup AC-One 45 Bois conserva la forma original de doce lados en su bisel, mientras que su caja de 45 mm es más redondeada que nunca y que  presume una combinación de acabados pulidos y satinados.

Su caja forjada en acero recubierto de PVD resguarda el calibre cronógrafo automático CO 116 complementado con la función de calendario. El cristal de zafiro en el fondo de la caja, permite complementar el hipnótico funcionamiento de su mecanismo, protagonizado por la masa oscilante de estructura esqueletizada que abarca la totalidad de la abertura del fondo de la caja.

La teca, material icónico y original, conforma la esfera del modelo, oscurecida mediante patrones guilloché verticales y gallardetes náuticos impresos en realce, en un contraste de calidez natural entre la madera y el acero. Por su parte, tanto las agujas esqueletizadas y los indicadores, están tratados con SuperLuminova negra. El Admiral’s Cup AC-One 45 Bois Chronograph de Corum ofrece una hermeticidad de hasta 300 metros de profundidad y se entrega con una correa de piel Mad Max, estampada en patrones de Kevlar en relieve. También está disponible en una versión de acabado íntegro en negro, tratada con PVD negro y bisel color carbón.