Franck Muller nos dice que no importa si se es un fanático acérrimo del golf o sólo un gran apasionado de la Alta Relojería, la nueva colección Backswing llevará a su orgullos usuario  a la victoria en el green. Así lo dicta su estética inspirada en el universo del golf, portando los colores verde y naranja, además de un disco con una indiscutible textura de pelota de golf.

Para la Backswing, Franck Muller introdujo un contador central de swing con el que se podrá llevar el récord de todos los tiros. Los pulsadores de color “score” y “reset” permiten manipular este contador, visible a través de las manos de trabajo abierto (open worked) con recubrimiento de SuperLuminova

Además de lo anterior, la colección Backswing ofrece una gran resistencia al choque, gracias al inserto de silicona al borde de la caja. Una correa de caucho y piel complementan el estilo de esta pieza, adornada por Franck Muller con una pelota de golf estampada, a tono con el disco del reloj. La colección se presenta en dos versiones, de titanio y de acero inoxidable.