Culmina la espectacular Rolex Middle Sea Race

La Rolex Middle Sea Race celebró su 50 aniversario con 130 yates de 29 países, una flota record que navegó en esta edición para conquistar la gloria de esta trepidante regata patrocinada por Rolex desde 2002 y organizada por el Royal Malta Yacht Club. Su desafío de 606 millas a través de uniones escénicas y tácticas como el Estrecho de Messina, el Etna o la isla volcánica de Stromboli, convierten a esta competición como uno de los recorridos más hermosos en el deporte de la vela.

George David junto a su tripulación, no pudo superar su propio record impuesto en 2007 de 47 horas, 55 minutos y 3 segundos. En esta ocasión, la hazaña de hace 11 años será uno de los desafíos para la próxima edición. Por su parte, el GJP 11.80 Courrier Recommendandé de Géry Trentesaux de Francia se llevó la victoria absoluta al mejor tiempo compensado bajo regla IRC. Cabe destacar que Trentesaux ganó la Rolex Fastnet Race hace tres años y planea conquistar la Rolex Sydney Hobart en 2019 para convertirse en el primer capitán en ganar las tres carreras de 600 millas asociadas a Rolex.

Esta edición que enmarca 50 años de tradición de la Rolex Middle Sea Race, contó con la presencia  de Alan Green, cofundador de la regata, que mostró su entusiasmo durante el evento:

“Ver 130 barcos hoy es un sueño hecho realidad”, continúo, “Cuando empezamos esta carrera no tenía dudas de que la fórmula era la correcta. En uno de los primeros comunicados de prensa que escribí en 1968, y tal vez debido a la naturaleza impetuosa de la juventud, ya le dimos a la carrera el título “un clásico”. Este es un título que se merece hoy en día”.

Otra presencia destacada fue la de Sir Robin Knox-Johnston, la primera persona en realizar una vuelta al mundo en solitario y sin escalas con un reloj Rolex como herramienta de navegación. Su hazaña, emprendida el 14 de Junio de 1968, también cumple medio siglo como la Rolex Middle Sea Race, una de las regatas con más prestigio que se erige como una competición de 5 estrellas gracias a su asociación con Rolex.