Desde hace un tiempo, Corum ha hecho de su modelo Bubble el lienzo perfecto para representar las mejores colaboraciones entre la Manufactura y los más destacado de las artes. Después de atestiguar magníficas piezas con el artista Pedro Friedeberg o la marca de platillos para bateria, Paiste, el nuevo Bubble de Corum nos sorprende con la fotografía de Dani Olivier, reconocido por especializarse en “desnudos abstractos y psicodélicos”.

Desde 2015,  Corum y Olivier trabajaron en este proyecto, que consistió en la miniaturización de dos de sus más famosas fotografías, para después transferirlas al icónico disco del modelo Bubble mediante impresión en alta resolución. El resultado es tan fascinante como los originales, que de ninguna manera son manipulados digitalmente. Se trata de proyecciones de luz sobre cuerpos desnudos, creando formas surrealistas que parecieran salir de un historia de ciencia ficción.

Para mantener intacto el concepto del artista, el logotipo de la llave de Corum se ha aplicado en la misma paleta de colores que la de los retratos de Dani Olivier. Para asegurar la legibilidad, las agujas de rodio se han tratado con laca mate que no interfieren en la observación de la obra.

El nuevo Corum Bubble Dani Olivier se presenta en una caja de 47 milímetros de acero inoxidable con recubrimiento de PVD, sumergible hasta 100 metros de profundidad. Ésta resguarda un movimiento mecánico automático que ofrece una reserva de marcha de aproximadamente 42 horas. Es una edición limitada a 88 piezas por modelo y se entrega con correa de piel de becerro negra con costuras de caucho.