El domingo pasado, el Maxi 72 Caol Ila R de Alex Schaerer se proclamó ganador absoluto de la 67ª edición de la Rolex Giraglia 2019.

“La regata me recuerda cuando competía en mi juventud sin posibilidades de victoria y admiraba los barcos de competición. Ganar como armador de una embarcación tan preciosa es una sensación magnífica. Me siento muy orgulloso de mi tripulación”, reconoció Schaerer.

Este año la Rolex Giraglia sumó 241 millas náuticas comenzando en el puerto Saint-Tropez hasta rodear la roca Giraglia frente a la costa norte de Córcega y rumbo a la llegada, que por segunda ocasión (tras 2014) se estableció en Montecarlo, donde las tripulaciones fueron acogidas por la espléndida sede social del Yacht Club de Monaco.

La intensa competencia reunió un total de 297 barcos y cerca de 3 mil tripulantes que participaron en las tres jornadas de pruebas costeras en la bahía de Saint-Tropez y la regata oceánica que da nombre al evento.

Los partícipes describieron la competencia como “emocionante y desafiante” debido a las condiciones climatológicas del mar mediterráneo con vientos enérgicos al inicio y débiles al final de la carrera, lo que complicó el cierre de la Regata.

El récord lo mantiene el Esimit Europa 2, el cual consiguió terminar la Regata en 14 horas y 56 minutos en 2012, desde entonces ningún barco había estado tan cerca de igualarlo en tiempo hasta esta edición en la que el Rambler navegó con gran agilidad la primera parte de la competencia, sin embargo, no consiguió batir el record.

“La gente dice que suele ser una regata lenta, pero este año no ha sido así”, explicó David. “Disfrutamos de una magnífica navegada hasta diez millas de la meta, cuando la brisa se terminó. Pensábamos que el récord estaba cerca. Pero las regatas son así”. Rambler paró el cronómetro en 16 horas y 35 segundos, 35 minutos antes que Magic Carpet Cubed.

 

La organización corrió a cargo del Yacht Club Italiano, la Société Nautique de Saint-Tropez y el Yacht Club de Mónaco, con Rolex como patrocinador oficial desde 1998.