Grandes noticias para la industria relojera: Citizen Watch Co. Ltd adquiere el grupo completo Frédérique Constant, incluyendo la marca homónima, la deportiva y asequible Alpina, hasta la producción limitada de Ateliers DeMonaco.

El grupo Citizen ya posee Bulova, al igual que a la manufactura suiza La Joux-Perret SA que incluye Angelus y Arnold & Son, marcas de relojes de alta gama de La Joux-Perret.

Con Frédérique Constant y Alpina, Citizen dice que “será capaz de aumentar la cartera de marcas para estar presentes en el mercado que sus competidores operan”.

Para contextualizar el discurso corporativo: mediante la adquisión de Frédérique Constant y Alpina, Citizen pretende claramente competir con las manufacturas de relojes suizos como Longines, Hamilton, TAG Heuer, Tudor y quizá hasta Montblanc.

Es fácil entender el porqué de la adquisición de Citizen; por una parte fortalecerá su posición en la industria relojera suiza, y por otra, obtendrá un tajada del segmento altamente competitivo “two-to eight-thousand dollar”, dominado últimamente por las manufacturas suizas. En la última década, una inversión fuerte de Frédérique Costantant ha favorecido el desarrollo y fabricación de sus propios movimientos internos, el resultante saber-hacer y la capacidad manufacturera de estos calibres permanece como de gran rareza y representa un valor añadido para sus propietarios.

En este punto, tanto Frédérique Constant como Alpina son marcas establecidas, pero con la reciente adhesión a Citizen, la red de distribución abarcará un mercado más grande y las posibilidades de intercambio entre tecnologías en ambos grupos culminan en una poderosa receta. Aunque Citizen cuenta con relojes de alta gama como el Citizen Campanola, estas dos marcas adquiridas tienen una presencia internacional incomparablemente más fuerte, así como una gama de productos más establecida.

CitizenFrederiqueConstantAlpina 2

Frédérique Constant se estableció en 1988 por Aletta y Peter Stas y a través de 25 años de crecimiento constante, el grupo llegó a un estado actual donde fabrica alrededor de 150.000 relojes al año y emplea a 170 personas en seis países. Una de las últimas manufacturas en ser propiedad en su totalidad de la familia no encontró un miembro con el interés de continuar con la gestión de la marca. Aunque el personal de administración y los miembros actuales continuarán manteniendo sus posiciones tras la adquisición, al igual que Peter y Aletta permanecerán en sus funciones ejecutivas durante los próximos cinco años.

CitizenFrederiqueConstantAlpina 1