Las piezas de Christophe Claret siempre han reflejado el gran conocimiento de éste por la historia y su afición por el arte. Para su nuevo modelo, Christophe Claret toma inspiración de un símbolo de la fe musulmana, La Kaaba, y uno de los más importantes en la histórica Meca.

Utilizando el innovador mirascope, presente en piezas como la del Emperador Marco Aurelio, Aventicum, el guardatiempos La Kaaba utiliza este mismo efecto óptico para dar vida al mensaje de paz y tolerancia que resguarda este monumento cúbico de la Ciudad Sagrada de La Meca.

El sistema óptico mirascope funciona a través de una composición de espejos parabólicos idénticos superpuestos uno sobre del otro en forma elíptica. Por otro lado, el espejo convexo de la parte superior presenta un agujero, después, cuando un objeto es colocado al centro del espejo cóncavo del fondo, el reflejo del espejo superior crea un holograma del objeto, dos veces más grande que su tamaño normal.

El simbolismo de esta pieza no dejó ni uno de sus detalles al azar. Para comenzar, el disco que se abre al micrograbado de La Kaaba, está decorado con un motivo oriental en verde y gris de laqueado, los colores de la fe musulmana. Los numerales 5 y 7 han sido reemplazados por una espinela negra, simbolizando la piedra negra localizada al sureste de La Kaaba.

Tres expresiones árabes ponen el toque final: a las 12, Masjid al-Haram (la sagrada mezquita); a las 4 Tawaf, o las 7 vueltas que los peregrinos deben dar alrededor de La Kaaba y, finalmente a las 8, Makkah al-Mukarramah que significa “La Ciudad Sagrada de Meca”

Sumado a lo anterior, el Christophe Claret Kaaba cuenta con un movimiento mecánico automático de 72 horas de reserva de marcha, resguardado por una caja de titanio grado 5 y antracita gris con recubrimiento de PVD titanio, hermética en hasta 30 metros de profundidad y que se sostiene con una correa de piel de aligátor negra.

ChristopheClaretKaaba 1