En 2015 Christophe Claret sorprendió a las mujeres con un reloj innovador, elegante y juguetón, el Marguerite. Además de su notable belleza, esta pieza escondía un mensaje secreto de amor, cuya aparición podía revelarse al gusto de la usuaria.

Este otoño, la margarita de Christophe Claret expresa este juego de romance en una caja de dimensiones más delicadas, reducida de 42,5 a 36,9 milímetros de diámetro y en dos versiones igualmente encantadoras: de oro rojo 5N en tono champán y correa color berenjena, y de oro rojo con muchos más diamantes y una correa en color rojo vibrante. Cada edición está limitada a 30 piezas.

En los nuevos Marguerite, las horas y los minutos se indican mediante dos mariposas de distintas tonalidades: la más clara para las horas y la oscura para los minutos. Pero la verdadera magia de esta pieza radica en el mensaje secreto, activado mediante un pulsador a la hora 2, y que reemplaza los numerales 3, 6 y 9 por la frase “I Love You”. Además, este mensaje puede cambiarse por cualquier otro, en el idioma de elección y, eso sí, con caracteres limitados.

Para esta fascinante complicación Christophe Claret se inspiró en el truco de magia en el que una carta desaparece y aparece otra en su lugar. Lo anterior se logró mediante la superposición de dos discos: el disco superior de zafiro transparente metalizado con mosaico de cuadrados transparentes gira sobre el disco inferior fijo de nácar revestido con otro mosaico barnizado y tampografiado con el texto y los números. Al soltar el pulsador, vuelve a aparecer al instante la visualización de la hora.

Creado para las mujeres que adoran la relojería mecánica y las complicaciones, este modelo cuenta con un movimiento automático con reserva de marcha de 72 horas, visible a través del cristal de zafiro en el fondo de la caja. Ahí mismo, en la masa oscilante del movimiento, se encuentra esculpida una margarita junto a 4 rubíes y 4 esmeraldas que dan vida al famoso juego de “me quiere…no me quiere”.