El expertise joyero de Chopard así como su savoir faire relojero son una constante en los eventos internacionales de mayor prestigio. Las personalidades más influyentes de diferentes ámbitos eligen frecuentemente a la Maison para proyectar su elegancia o ataviar sus atuendos.

En esta ocasión, la afamada tenista Serena Williams demostró sus habilidades en el Abierto de Australia usando piezas de Chopard. La atleta estadounidense, que días pasados avanzó a la tercera ronda en dicha competición, ha estado usando un brazalete y colgante de la colección Happy Hearts como amuletos de buena suerte y para complementar su estilo en la cancha.

El colgante realizado en oro rosa de 18 quilates, se caracteriza por ostentar una piedra rosada en forma de corazón suspendido de otro corazón más pequeño donde presume un diamante en movimiento.

Por su parte, el brazalete también en oro rosa de 18 quilates, adquiere la silueta del corazón en cada extremo.

De esta forma, Chopard confirma su presencia en el mundo del deporte a través de Serena Williams, una de las mayores exponentes del tenis en la historia y actualidad.