La casa Chopard está unida a la Mille Miglia desde 1988, esta larga asociación ha sido el origen de una colección que se ha convertido en icónica y que ha experimentado múltiples avances. Hay algunas colecciones que a lo largo de los años y con toda naturalidad, se van convirtiendo en toda una referencia en el mundo de la relojería y la colección Mille Miglia de Chopard es una de ellas. Los modelos Mille Miglia, no solo han influido de forma permanente en la historia de los relojes deportivos, sino que la evolución que la colección ha ido experimentando cada año ha representado múltiples avances.

De entrada vamos a recordar un principio fundamental: desde 1988, Chopard presenta, cada año, un modelo de la colección Mille Miglia que se produce en una edición limitada y que está reservado a los participantes de la célebre carrera italiana. Desde el comienzo de esta aventura solo ha habido dos excepciones: un llavero en 1989 y unos gemelos en 1992. Otro momento definitivo: 1997, el año a partir del que, además de los ejemplares reservados a los competidores, se comercializan una serie de ediciones limitadas de los relojes Mille Miglia. El número de piezas que se editan corresponde al año de referencia, es decir, que este año se van a ofrecer al público 2014 cronógrafos Mille Miglia de acero, además de los 410 ejemplares que están reservados a los participantes.

Hoy en día, la colección Mille Miglia está formada por dos líneas: la Classic y la GT XL. La primera se inspira en los coches más antiguos de todos los que han participado en la Mille Miglia (entre 1927 y 1940), mientras que la segunda, más técnica y más imponente, se inspira en los coches que corren la famosa carrera italiana desde hace menos tiempo (entre 1940 y 1957). En cuanto al modelo 2014, está realizado en una edición limitada de 2014 ejemplares en acero y 250 en oro rosa. Por primera vez las piezas reservadas a los participantes se distinguen por la inscripción: Competitor que figura en la esfera. Esta última obra hasta la fecha representa, al mismo tiempo, la quintaesencia y el concentrado de un cuarto de siglo de la colección Mille Miglia.