Popularmente conocida como “La Carrera Más Bella del Mundo”, las Mil Millas o Mille Miglia, esta carrera cuenta con el patrocinio de Chopard desde 1988, mismo año en el que se lanzó la colección de relojes que celebra esta asociación, la pasión de la firma por la elegancia, la velocidad y, desde luego, los autos clásicos y que este año es bautizada como Chopard Mille Miglia 2016 XL Race Edition.

En su 34ª edición que comenzó el pasado 19 de mayo, las Mil Millas dieron inicio en el tradicional punto de arranque, Viale Venezia en Brescia, para continuar hacia Roma y finalmente regresar al punto de partida. Ese mismo día, Karl-Friederich Scheufele, co-presidente de Chopard honró una vez más a la mancuerna Chopard – Porsche Motorsport, al conducir a lado de la leyenda y amigo de la Manufactura, el piloto Jacky Ickx, en un Porsche 550A Spyder RS de 1956 prestado por el Museo Porsche.

Esa misma noche, Chopard ofreció una cena para 120 invitados en el famoso Ristorante la Sosta, en el corazón de Brescia. Una noche increíble que precedió a la mañana del Chopard Racing Club en el hotel Vittoria, donde los invitados se vieron rodeados de un ambiente temático de automovilismo vintage y el poder de las máquinas.

El encargado de inaugurar las Mille Miglia fue un Bentley de 1923 especialmente seleccionado por el comité organizador. Tres días después, el 22 de mayo, los primeros autos cruzaron la línea a salvo, donde los grandes ganadores fueron Andrea Vesco y Andrea Guerini en un Alfa Romeo 6C 1750 GS Zagato de 1931.