Del 13 al 15 de mayo, Mónaco recibió a los mejores autos clásicos para la 10ª edición del Monaco Historic Grand Prix, un evento bianual patrocinado y cronometrado por Chopard desde 2002, que atrae a más de 30 mil espectadores ávidos de velocidad y de los mejores autos clásicos de todo el continente europeo.

En el evento, uno de los más importantes de su clase, estuvieron los embajadores de Chopard, la leyenda del automovilismo, Jacky Ickx, el piloto Mark Webber, Romain Dumas y Brendon Hartley, quienes manejaron al frente del desfile que recorrió el afamado circuito de Mónaco, a bordo de grandes monoplazas clásicos creados por Bentley, Bugatti y Porsche.

Para honrar el espíritu de precisión y la pasión por la ingeniera mecánica que une a Chopard con esta fascinante competencia, la Manufactura ha creado desde 2002 una pieza especial. Bautizada como la Chopard Grand Prix de Monaco Historique 2016, esta pieza se lanza en una edición limitada a 500 piezas de acero inoxidable y titanio y 100 más en oro rosa de 18 quilates.

Estos cronógrafos certificados por el Control Oficial Suizo de Cronómetros (COSC) también fueron entregados a los ganadores de la competencia, durante la cena gala ofrecida por el vicepresidente de Chopard, Karl Friedrich Scheufele, quien durante el evento declaró:

Sentimos una verdadera pasión por los autos y las carreras clásicas, y este es probablemente el mejor evento que se puede encontrar en el circuito de competencias alrededor del mundo. Me gustaría felicitar al Automobile Club de Monaco por su gran trabajo en el campo de los autos clásicos, además de saludar a la longeva calidad de su organización a lo largo de tantos años. Es un verdadero honor para Chopard estar asociado con el Grand Prix de Monaco Historique

ChopardMonacoHistorique