La Academia de Hollywood celebro en Los Ángeles su tradicional ceremonia de entrega de los premios Óscar, el mayor acontecimiento anual de la industria del cine, en su 84 edicion millones de personas lo siguieron en más de 225 paises.

La alfombra roja se ilumino con estrellas que portaban joyas vestidos de afamados diseñadores y reconocidas casas joyeras. La actrtiz australiana Rose Byrne, quien presento el Oscar al mejor cortometraje lucio unos aretes «Lueur dun Soir» en oro blanco, diamantes negros y blancos y perlas. Su cuello brillo con una «Cascade de Diamants» y una pulsera «Nuage de Glace» de Chanel.