En esta pieza de Alta Joyería, la Maison Cartier pone de manifiesto la enorme experiencia y excelencia en ambas artes, la joyería y la relojería.

En el nuevo Cartier Papyrus, se revela un inusual y exquisito engaste de 32 esmeraldas de corte cushion, para un total de 38.20 quilates de elegancia y artesanía.

Al descubrir este extraordinario conjunto de esmeraldas provenientes de Zambia, los diseñadores y artesanos de Cartier se dieron a la tarea de encontrar la forma en la que cada una de estas piedras preciosas tuvieran un lugar estelar en la pieza.

El verde intenso de cada una de las esmeraldas, recuerdan el esplendor de malezas salvajes, justo como en el hogar del animal insignia de Cartier, la pantera. Para dar vida a este diseño, los artesanos eligieron el motivo de flor papyrus, típico en la ornamentación antigua de Egipto y que fue encontrado en los archivos de la Maison. Todo un tesoro.