Se aproxima el Día de las Madres y Calvin Klein + Jewelry lo celebra con cinco diferentes propuestas que destacan por su atractivo diseño y calidad, aspectos inherentes que identifican a la marca.

La primera de ellas es Calvin Klein Rocking, un conjunto de joyas que adoptan coloridos dados con incrustaciones de cristales Swarovski en color blanco, plata oscuro y rosa vintage. El collar, los pendientes y el brazalete se ofrecen en acero inoxidable, PVD rosa o gris. Además, incorporan el cierre deslizante característico de Calvin Klein.

Por otra parte, el reloj Calvin Klein Even se inspira en las texturas de los paisajes naturales. De formas simples y elementos rítmicos, este modelo se encuentra resguardado en una caja PVD rosa o en acero inoxidable pulido. La esfera, plateada o negra según la versión, armoniza con su correa de malla.

Calvin Klein Side es una opción minimalista pensada para la mujer moderna. Esta colección consta de un collar y una pulsera en acero inoxidable, PVD dorado o rosa y con cierre deslizante en forma de corazón.

Calvin Klein Groovy se presenta con tres acabados diferentes de metal; anillos, brazaletes y semi chockers componen esta línea sofisticada que combina el acero inoxidable, PVD rosa y dorado.

Finalmente, los relojes Calvin Klein Extension cautivan por su belleza atemporal. Su dial, plateado o negro según el modelo, ostenta texturas brillante y mate. La caja de finas líneas se encuentra disponible en acero inoxidable, PVD rosa o dorado.