Gérald Genta, maestro y diseñador de relojes como el Royal Oak de Audemars Piguet o el Nautilus de Patek Philippe, fundó su marca homónima en 1969. Posteriormente, Bvlgari adquirió esta firma dando por resultado creaciones excepcionales que destacan por su innovación como el Octo Finissimo y el éxito de los últimos 18 años en el sector relojero.

Para conmemorar el 50 aniversario de la marca Gérald Genta, la Maison romana se complace en presentar una referencia que le rinde homenaje en cada elemento. Esta nueva creación, ostenta una caja de arena ovalada realizada en platino que se extiende hasta los 41 milímetros de diámetro y presume un bisel curvado.

La esfera lacada en azul, presenta horas de salto en una apertura circular y los minutos mediante una aguja saltante y un arco que recorre la parte superior del disco. Su función de fechador también se visualiza con un arco de menor tamaño dispuesto a las 6 horas del reloj. Cabe destacar el logotipo Gérald Genta situado en el interior de este visualizador de fecha.

Esta pieza conmemorativa está empoderada por el calibre BVL 300, un movimiento automático de cuerda bidireccional que otorga una reserva de energía de hasta 42 horas. El mecanismo como sus decorados se pueden apreciar en el reverso de su caja.

Por otra parte, su correa en piel de cocodrilo en tonalidad azul y cierre plegable en platino se encuentra en total sintonía con el diseño de esta referencia que enmarca la innovación que Gérald Genta le aportó a Bvlgari para convertirse en uno de los referentes en el mundo de la horología.