A través de sus Talleres de Oficios Artísticos (Métiers d’Art), Blancpain presenta una pieza única realizada en oro y la aleación shakudo, en donde representa a dos símbolos queridos del país: las vacas del Val d’Hérens (valle del cantón suizo de Valais) y la mítica montaña Matterhorn con sus 4,478 metros de altura.

En esta sublime pieza de Blancpain, las vacas reinas, cuya robustez les permite subir a más de 3 mil metros, se ilustran en el tradicional combate que protagonizan año con año y donde sólo una se coronará como reina del rebaño que ha de pastar todo el verano en las montañas. La forma piramidal de la montaña Matterhorn, sirve como fondo para esta tradicional batalla de reinas.

Reflejando el saber hacer de sus Talleres de Oficios Artísticos, las figuras que dan vida a este representación están realizadas a mano en oro y fijadas en la esfera de shakudo mediante minúsculos pernos. Cabe destacar que el shakudo, es una aleación de oro y cobre que solía utilizarse siglos atrás para confeccionar guarniciones de sables, objetos decorativos y joyas.

Después de ensamblar los elementos de la esfera, el artesano utiliza la técnica rokusho, que consiste en sumergir la piezas en un baño de sales de cobre, que darán un color de intensidad variada y reflejos según el números de veces que sean sumergidas.

Otra de las técnicas que podemos encontrar en esta pieza soberbia de Blancpain, específicamente en el collar de oro amarillo de las vacas, es la de damasquinado. Esta técnica consiste en labrar una cavidad que luego se rellenará con otro metal. Éste es martillado dentro de la cavidad para extenderlo y unificarlo y, finalmente, se pule y graba a mano como el resto de la pieza.

Este fascinante trabajo artístico está resguardado por una caja de 42 milímetros de oro rojo, que a su vez resguarda un movimiento mecánico de cuerda manual con indicador de reserva de marcha (8 días). Su hermosa apariencia se complementa con una correa de piel de aligátor marrón, a tono con la paleta de colores de la pieza.