Bell & Ross y Renault Sport F1 se asociaron por cuarta ocasión para diseñar una colección inspirada en el automovilismo.

La línea R.S.19 conformada por cuatro cronógrafos, fusiona el estilo deportivo y la excelente calidad que caracteriza ambas marcas.

La escudería de Renault participó por primera vez en la Fórmula 1 en la década de los 70´s, sin embargo, fue hasta 2016 cuando forjó una relación cercana con la relojera de origen francés, con quien comparte el gusto por el “tiempo”.

V3-94

La primera de las referencias presentadas por esta dupla destaca por su aspecto vintage montado en una caja redonda y amplia de 43 milímetros de diámetro protegida con cristal de zafiro.

Su esfera fabricada de fibra de carbono con acentos de color rojo, amarillo y verde hace referencia al estilo de los autos deportivos Renault.

Al interior es impulsado por el calibre CR.CAL 301 con una reserva de marcha de 42 horas y hermético hasta los 100 metros de profundidad.

Esta referencia de edición limitada a 999 piezas estará disponible en correa de piel de becerro o pulsera de acero inoxidable.

03-94

El segundo modelo mantiene una gran similitud con el V3-94 en la estructura, sin embargo, en este caso el fechador se encuentra visible a las 6:00 pm y está disponible sólo con correa de caucho perforado en tono negro.

 

BR-X1

A diferencia de los diseños anteriores, el BR-X1 es el modelo más grande con 45 milímetros de diámetro y está fabricado en titanio y cerámica.

El BR-X1, limitado a 250 piezas, es impulsado por el calibre de movimiento automático BR-CAL.313 con una reserva de marcha de 42 horas.

BR-X1 Tourbillon

Este modelo mantiene las características del BR-X1, sin embargo, intercambia el calibre por el BR-CAL.283, un calibre de cuerda manual de tourbillon visible a las 6 horas, que mantiene 100 horas de reserva de marcha.

Este es también el modelo más exclusivo con una producción limitada a 20 piezas.