Bell & Ross lleva la transparencia al extremo

Con tres nuevas piezas únicas presentadas en la pasada edición de Baselworld, Bell & Ross reinterpreta un exitoso capítulo en su historia, protagonizado por el exitoso modelo de 2016, BR-XI Chronograph Tourbillon Sapphire. Hoy, sus excepcionales herederos, combinan audazmente la transparencia extrema y el color, en nuevas versiones esqueletizadas de zafiro (el segundo material más duro de la Tierra), integradas con un tourbillon y un disco de horas y minutos descentrado.

Como una joya resguardada en cristal, el modelo dorado del nuevo BR-XI Skeleton Tourbillon Sapphire ostenta un movimiento realizado en oro rosa macizo. El modelo negro y el azul presumen de un carácter mucho más deportivo, trazado de la inspiración que Bell & Ross toma de la aviación. Estos dos últimos modelos se lanzaron específicamente en las boutiques online de la marca (versión en negro) y del minorista internacional Mr. Porter.

Las cajas, de 45 milímetros y realizadas totalmente en zafiro, resguardan un movimiento mecánico (Calibre BR-CAL.288.) esqueletizado, con reserva de marcha de 100 horas y tourbillon volante ubicado a la hora 6 de la esfera. Los índices y agujas están recubiertos de Superluminova para una legibilidad óptima y se entrega con una correa de caucho translúcido que armoniza con su diáfana estética.

Total
15
Shares