TAG Heuer desveló su nueva familia de relojes en Baselworld 2019, se trata de la colección Autavia Isograph. Basándose en su legado, la firma suiza tomó su icónico modelo y lo fusionó con su tecnología actual para ofrecernos 5 referencias en acero y 2 en bronce.

Autavia, la conjunción de las palabras automóvil y avión, fue un temporizador que se encontraba en los tableros de los autos de carreras y aviones de 1933 a 1957. Posteriormente, en 1962, se lanzó un cronógrafo bajo este nombre y en 2017 tuvo otra redición.

Ahora, en el marco de Baselworld 2019, TAG Heuer revela una nueva línea dotada de su espiral de compuesto de carbono, que le confiere a cada modelo la distinción de Isograph, caracterizados por ser más resistentes a la gravedad, magnetismo e impactos.

Los nuevos Autavia Isograph cuentan con cajas en acero inoxidable de 42 milímetros de diámetro y asas biseladas de los años 60. Su bisel giratorio bidireccional presenta una escala de 60 minutos en cerámica negra, azul o acero inoxidable. El aspecto vintage proviene de su corona de piloto y de sus esferas ahumadas en negro, gris o azul, según la referencia. Por su parte, los números e índices así como las agujas poseen recubrimiento de Super-Luminova. Todos los modelos incorporan fechador a las 6 horas y son herméticos hasta los 100 metros.

Además, esta nueva familia de relojes añade un par de ediciones en cajas de bronce con disco verde o marrón. Su bisel giratorio bidireccional está realizado en cerámica negra o marrón y cuentan con la misma configuración y funciones que los modelos en acero inoxidable.

Los TAG Heuer Autavia Isograph están empoderados por el calibre 5, un movimiento automático que integra la nueva espiral Isograph. Este mecanismo de 4 Hz ofrece una reserva de marcha de hasta 38 horas y está certificado como cronómetro.