Las novedades que desvela Rolex anualmente en Baselworld son las que generan mayor expectación. Cada año la firma suiza cautiva a entusiastas y coleccionistas a través su savoir faire y tradición. En la presente edición del evento más importante de la industria relojera, Rolex abraza su vínculo con la vela y extiende su colección Yacht-Master.

El nuevo Oyster Perpetual Yacht-Master 42 debuta con un diámetro de 42 milímetros como su nombre lo indica, una característica inédita en esta línea. La caja está fabricada en oro blanco de 18 quilates y garantiza una hermeticidad de hasta 100 metros. Su bisel giratorio bidireccional cuenta con un disco Cerachrom realizado en cerámica negra y graduación de 60 minutos.

Como todos los relojes profesionales de Rolex, el Oyster Perpetual Yacht-Master 42 ofrece una alta legibilidad, su esfera lacada negra contrasta de manera perfecta con sus índices y agujas en oro blanco de 18 quilates con tratamiento Chromalight. El fechador se sitúa a las 3 horas por debajo del lente Cyclops.

Este nuevo Yacht-Master alberga en su interior el calibre 3235, un movimiento de nueva generación y objeto de varios patentes, como el escape Chronergy y una espiral Parachrom azul optimizada. Este mecanismo de remonte automático por rotor Perpetual genera una reserva de marcha de hasta 70 horas y está certificado como Cronómetro Superlativo.

Se acompaña con un brazalete Oysterflex que refuerza su carácter náutico, provisto de un cierre de seguridad desplegable Oysterlock en oro blanco de 18 quilates y del sistema de extensión Rolex Glidelock, que permite un ajuste preciso.