En Baselworld 2019, Rolex presentó 5 versiones de su emblemático Day-Date, apodado como el “reloj de los presidentes” debido a su brazalete President y por las numerosas personalidades políticas que lo han usado a través de la historia. Esta referencia nacida en 1956, también destaca por estar fabricada solo de metales preciosos y por indicar el día con todas las letras sobre las 12 horas.

Siguiendo esta tradición, la Manufactura emite cinco nuevos Day-Date 36 para este 2019, dotados de las características inherentes de la popular referencia. La primera de ellas, se identifica por su oro amarillo de 18 quilates con esfera en verde sombreado, sus índices son diamantes con engaste chatón en oro de 18 quilates mientras que las gemas de las 6 y 9 horas son talla baguette.

Con la misma configuración, propia de la colección Day-Date, se presenta una versión en oro Everose de 18 quilates con dial marrón sombreado.

También se suman otras dos modalidades, una en oro blanco de 18 quilates con disco de piedra ornamental de ópalo rosa, donde se exhiben los números romanos VI y IX en oro de 18 quilates engastados de diamantes. Cabe destacar su bisel, ataviado con 52 diamantes talla brillante.

De la misma forma debuta una versión en oro amarillo de 18 quilates y dial de turquesa.

El último Day-Date 36 está realizado en oro blanco de 18 quilates y ostenta una caratula con pavé de diamantes. Sus diez zafiros talla baguette como índices revelan los colores del arcoíris mientras que el bisel resplandece debido a sus 52 diamantes talla brillante. El brazalete tiene un engaste de 412 diamantes talla brillante.

Todos los modelos se encuentran resguardados en una caja Oyster de 36 milímetros de diámetro y una hermeticidad de 100 metros. Su precisión está garantizada por el calibre 3255, un movimiento automático con 70 horas de autonomía y certificado como Cronómetro Superlativo. Cada referencia se ajusta a la muñeca mediante un brazalete President realizado con el mismo metal precioso que su caja.