Chopard asombró en Baselworld 2019 con una referencia que se incorpora a su exclusiva colección L.U.C, una línea que toma las iniciales del fundador Louis-Ulysse Chopard y que alberga las hazañas relojeras de la Maison, que en esta ocasión presenta su primer movimiento con un tourbillon volante en su nuevo modelo L.U.C Flying T Twin.

El Calibre 96.24-L es un desarrollo exclusivo para esta pieza, cuenta con certificación COSC y con el distinguido Punzón de Ginebra. De remonte automático gracias a su microrrotor de oro de 22 quilates. Su notable reserva de marcha de 65 horas es posible debido a su sistema Twin, una patente de Chopard que asocia dos barriletes coaxiales.

Los acabados de este mecanismo son visibles por la parte posterior de la caja, que ostenta un diámetro de 40 milímetros en oro ético rosa certificado Fairmined.

La esfera, también desarrollada en oro, cuenta con un revestimiento gris antracita de rutenio y acabados guilloché en forma de panal de abeja. El tiempo se muestra a través de manos tipo Dauphine e índices sobre un anillo con patrón de caracol. A las 6 horas se presume el tourbillon volante rotando una vez por minuto.

El L.U.C Flying T Twin es una edición limitada a 50 unidades, acompañadas por una correa de cocodrilo en tonalidad negra mate y cosida a mano, con forro en color coñac y hebilla de oro rosa.