La innovación de Bvlgari ha llegado a Baselworld 2019. La Maison romana, fiel a su espíritu vanguardista, presentó el cronógrafo mecánico más delgado en la historia de la relojería: el Octo Finissimo Cronógrafo GMT, una pieza que establece un nuevo récord mundial y el quinto para la firma italiana en el terreno del ultraplanismo.

Su caja, ni redonda ni cuadrada, se presenta en titanio con 42 milímetros de diámetro y solo 6.90 milímetros de espesor. La corona está realizada con el mismo material e inserción de cerámica. El brazalete a juego, con acabado arenado, se integra perfectamente a la arquitectura de la referencia.

Este Octo con complicación GMT dispone de un contador ubicado a las 3 horas para la hora local, el segundo huso horario se ajusta mediante un pulsador situado a las 9 en punto del reloj. Las dos subesferas restantes se reservan para su función de cronógrafo. Cabe señalar que este disco, en total sintonía con el diseño, también presume acabado arenado.

El Octo Finissimo Cronógrafo GMT está animado por el calibre BVL 318, un movimiento de manufactura propia con solo 3.30 milímetros de grosor. Este mecanismo brinda 55 horas de reserva de marcha y sus acabados son visibles por el reverso de su caja hermética hasta los 30 metros.