Tudor presentó una nueva versión de su emblemático cronógrafo Oysterdate de 1970 en Baselworld 2019. Se trata del Black Bay Chrono S&G, una referencia que fusiona la esencia acuática de la línea Black Bay con el aspecto y funciones del reloj-instrumento utilizado en el deporte del motor.

El Black Bay Chrono S&G renace en una combinación de oro y acero, como su nombre lo indica. Su caja de acero se extiende hasta los 41 milímetros de diámetro con un bisel fijo realizado en oro amarillo, donde se muestra una escala taquimétrica sobre un disco de aluminio anodizado en negro mate. Cabe señalar que sus pulsadores a rosca también son de oro amarillo.

Por su parte, la esfera negra mate y abombada, exhibe las características agujas Snowflake de Tudor y contadores huecos en color champagne, a las 3 horas para los 45 minutos de cronógrafo y a las 9 en punto se sitúa el pequeño segundero. Además, cuenta con fechador a las 6 horas.

Estas funciones están animadas por el calibre de manufactura MT5813, un movimiento automático con 70 horas de independencia y certificado como cronómetro por el COSC.

El Black Bay Chrono S&G se ofrece con un brazalete de acero y oro amarillo que se integra de forma perfecta tanto al diseño como a la caja, también se encuentra disponible con una correa de cuero marrón con brazalete tipo bund extraíble o con una correa de tejido en tonalidad negra.