Baselworld 2018: Rolex Datejust 36, el clásico reinventado

Cuatro son las cualidades del Datejust 36 que hicieron que, desde su nacimiento en 1945, el reloj se convirtiera en un paradigma de lo clásico: en principio su estética atemporal; fue también el primer reloj de pulsera con cronómetro, de movimiento automático y dotado con la hermeticidad de la caja Oyster que hoy es toda una leyenda de la relojería y, por supuesto, sinónimo de absoluta estanqueidad.

Para esta edición de la feria de relojería y joyería de Basilea, Suiza, Baselworld 2018, Rolex nos presentó nuevas interpretaciones del clásico Datejust 36 con sutiles cambios en su diseño (en asas y flancos), nuevas combinaciones de materiales y como ya es norma en todos los modelos de la firma, un movimiento con certificación de Cronómetro Superlativo, el calibre 3235.

Sobresale en estos nuevos Datejust 36 el uso del acero Oystersteel combinado con oro, Rolesor Everose u oro amarillo; esferas blancas, color champagne y de nácar blanco, numerales romanos o simplemente el uso de diamantes para reemplazar los índices. Dos de los modelos cuentan con el característico bisel estriado de Rolex, mientras que la versión de oro amarillo con esfera de nácar presume un bisel de oro amarillo de 18 quilates engastado con 52 diamantes talla brillante.

Las opciones de brazalete también toman nuevos bríos, con opciones entre el brazalete Oyster o Jubilé equipado con el nuevo sistema de sujeción invisible integrado bajo el bisel, cierre Oysterclasp y sistema de extensión Easylink patentado en 1996.

Dentro de su caja Oyster, completamente hermética en hasta 100 metros de profundidad, late un movimiento mecánico de carga automática, el calibre 3235, equipado con el escape Chronergy patentado por Rolex, fabricado en níquel-fósforo, de gran rendimiento e insensible al magnetismo. También cuenta con la ya famosa espiral Parachrom azul, cuya aleación resulta en diez veces más precisión que las espirales convencionales de la relojería.

Este Cronómetro Superlativo ofrece una reserva de marcha de aproximadamente 70 horas y, como todos los Rolex con esta certificación, es preciso en -2/+2 segundos al día tras el encajado: dos veces más preciso que la convención de un Cronómetro Oficial COSC.